domingo, 27 de enero de 2013

A los leoneses cada vez les da MÁS ASCO la Comunidad Autónoma de Castilla y León. ¿Dos territorios irreconciliables?.


La manifestación de la Huelga General del 14 N, también hizo visible el rechazo de los leoneses hacia Castilla.


Aquel engendro autonómico creado hace tres décadas nunca gustó en León. Pero desde entonces, su pésima imagen ha ido empeorando considerablemente hasta convertirse en un elemento de rechazo social mayoritario, incluso desde el PP de León, que año tras año se niega a acudir a la fiesta autonómica. Aunque lo del PP no cuela porque es el que gobierna la Comunidad Autónoma desde que ésta se inventó. Pero a pesar del defectuoso cebo, algunos pican y este "rechazo pactado" hacia los castellanos le sirve elección tras elección, para retener el voto de bastantes leoneses.

Pero la ciudadanía sí que es sincera, ya que habla por las calles, por los bares o por internet de una manera libre y desinteresada. Y es precisamente aquí, en donde se percibe el actual sentimiento de asco hacia ese moderno engendro autonómico que ha venido masacrando a León desde hace tres décadas gracias a la complicidad del Partido Popular.

Aquella sorprendente creación de la Comunidad Autónoma sin consulta democrática generó desconfianzas entre los leoneses desde el primer momento, pasando desde muy pronto a convertirse en un grave problema social, al comprobar que el deforme y agresivo monstruo autonómico le ocasionaba a la provincia más daño que el paro, los descensos economicos u otra serie de elementos negativos que pudieran afectar seriamente a la provincia. Por ello, ya hace algunos años, la acumulación de sensaciones negativas hacia la Comunidad de Castilla y León se ha transformado en un sentimiento de asco, que cada vez va calando más y más entre la población, de tal modo, que en cualquier protesta laboral o social que se precie, las manifestaciones de rechazo hacia la Comunidad Autónoma están presentes.

Con expresiones diarias y comentarios en la red como Cada día me da más asco esta comunidad, los leoneses muestran su malestar contra esos incesantes ataques que viene sufriendo León desde hace tres décadas. En fin, el último de este goteo inacabable, por si alguien no se ha enterado, es que el Grado de Geografía desaparecerá de León pero si se impartirá en Valladolid, lugar a donde tendrán que ir los alumnos leoneses a estudiarlo. Sí, el engendro autonómico no solamente termina con la minería, las autovías, el aeropuerto, las líneas férreas o las empresas, sino que también lo hace con nuestra cultura, quién sabe, si para así trocar el periférico condado leonés de Castilla, en la indiscutible raíz de un reino unificador y eso sí, muy católico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario