lunes, 28 de enero de 2013

El enfrentamiento entre Pablo Peyuca y Victorina Alonso parece definitivo y podría acarrear graves consecuencias para el gobierno del PSOE en Astorga.




El enfrentamiento entre Pablo Peyuca y Victorina Alonso podría ser a estas alturas definitivo y no tener marcha atrás. Esta es la sensación que da la relación entre los líderes del PAL-UL y PSOE. Según se ha sugerido, la "chulería de la Alcaldesa" ha sido el detonante que ha hecho explotar una relación que hasta el presente, le había dado muy buenos resultados al PSOE en Astorga.

En principio, dos han sido los momentos clave para que la relación se acabase deteriorando. Por un lado, la negativa a dar algunas explicaciones sobre los 47.000 euros destinados al festival de música de las fiestas de Astorga y por el otro, en un contexto popular de barrio y asociación vecinal, los insultos recibidos por Pablo Peyuca sin que la Alcaldesa hiciera nada por frenarlos.

Así pues, a día de hoy, esta relación puede darse por terminada y Pablo Peyuca ya ha señalado que actuaremos en consecuencia, pero no vamos a brindar a la alcaldía la amabilidad que le prestamos en las negociaciones de las cuentas del año pasado. En definitiva, el dilema está en la mesa, o la Alcaldesa de Astorga da explicaciones a Pablo Peyuca o se erige en capitana autónoma del gobierno de la ciudad, bueno, si el PSOE se lo permite.


1 comentario:

  1. Pablo Peyuca sólo reconoce como insulto lo que sale de boca de otros. No "permite" que nadie le muestre oposición, para eso se basta el solo. Sin embargo, el resto hemos de "permitirle" continuamente quejas y más quejas. Si con todo esto él está encantado, prensa, atención, escritos, contraescritos... es su trabajo, bien pagado!
    Nos aburre su cara y su discurso.

    ResponderEliminar