viernes, 4 de enero de 2013

Victorino Alonso vuelve a demostrar que es un empresario nefasto. 70 familias podrían pagar las consecuencias de sus nuevas decisiones.




El empresario Victorino Alonso podría volver a poner en evidencia que no respeta los pactos laborales, optando por hacer y deshacer a su antojo cuando le viene en gana. En efecto, según todas las previsiones, el "empresario subvencionado" podría acabar convirtiendo en breve el ERE de carácter suspensivo del Pozo Santa Cruz, en despidos laborales.

Victorino Alonso prometió el traslado de estos trabajadores afectados por el ERE a otros lugares de trabajo como el Pozo Salgueiro, pero ahora parece haber cambiado de opinión y podría no respetar las condiciones laborales dejando a 70 familias que viven de la minería del carbón, sin trabajo y sin futuro.

Mientras la indgnación crece entre los afectados, el Secretario de Mineria de FITAG-UGT Manuel Álvarez Maestro, ha manifestado que su sorpresa calificando la situación como inaudita. Pero inaudita o no, lo cierto es que Victorino Alonso actúa a placer y los ataques a la minería de interior continúan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario