lunes, 25 de febrero de 2013

25 febrero de 1983, una fecha para la vergüenza. Hoy se cumplen 30 años de la creación del engendro autonómico.




Con la aprobación del estatuto de autonomía del 25 de febrero de 1983, se hacía efectiva la unión de las regiones constitucionales de León y Castilla. Se trató de una decisión política que no contó ni con la petición ni con el respaldo de la ciudadanía, por eso, aquella creación desde su momento inicial dio por resultado un engendro autonómico.

Tanto es así, que este deforme monstruo sin identidad territorial es la única Comunidad Autónoma española que no cuenta con capital, pero a pesar de ello, una ciudad con tan poca tradición histórico-cultural como Valladolid dentro del ámbito autonómico, es la que se está beneficiando de todo este caos administrativo como pseudosede autonómica.

Pero lo peor de todo, es que el engendro ha madurado en esa deformidad y cuando entra en acción, su "violencia administrativa" es incontenible. León es una de las provincias más perjudicadas por ello, tal vez la que más, y esto puede percibirse en las infraestructuras de todo tipo, la sanidad, los bomberos, la educación y en un largo etcétera, para el que no hay espacio en esta breve entrada de blog.

Sin embargo, a mí lo que me causa más repugnancia es el intento de aleccionar a los niños leoneses a través de unidades didácticas, cómics, concursos absurdos, etc... y a los mayores a través de algunos medios de comunicación y de una pedagogía del chantaje que de forma sombría, condiciona sus opiniones.

A pesar de todo ello, León nunca tendrá que ver ni con la nueva Castilla histórica que nos quieren enseñar ni con el monstruo autonómico, que por su deformidad y antinaturalidad, acabará pereciendo. Así es, todos los engendros acaban muriendo y éste, también lo hará. 

Mientras tanto, me despido ya con un mensaje de paz y amistad para los castellanos, que aunque están más alejados que Asturias y Galicia desde un punto de vista histórico-cultural, también son nuestros vecinos. Amigos castellanos, vosotros que podéis presumir de encontrar vuestro origen en un condado fronterizo del Reino de León deberías de exigir también que se respetase vuestra historia y no deberías dejaros manipular de esta manera tan inculta y poco democrática, por que a vosotros..., la junta de Castilla y León también os ha robado vuestra cabeza, la cabeza de Castilla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario