miércoles, 20 de marzo de 2013

Érika Villaécija se enfrentará este fin de semana a las mínimas para el Mundial de Barcelona, a su 50 título nacional y a las nadadoras Melanie Costa y Mireia Belmonte.




Casi nada. Menudo fin de semana tiene por delante la tenaz nadadora catalanocepedana que mañana se estrenará en el Campeonato de España Open Absoluto de Pontevedra. Así es, atrás quedaron aquellos dulces años de piscina, en los que la de Cogorderos nadaba casi a placer acumulando medallas y títulos sin parar. Desde mañana, Mireia Belmonte y Melanie Costa aparecerán sonrientes en la competición, con sed de títulos.

Melanie Costa

No se puede negar que el palmarés de Érika Villaécija G. en piscina es de primer nivel, sin embargo, necesitará hacerse al menos con un nuevo título nacional, para que no le caiga un borrón a última hora sobre el papel que atesora todos sus recuerdos. Esta es la realidad, la misma que le hizo sentir Melanie Costa Schmid metiéndole 21 centésimas de las que se  puede acabar acordando, durante el resto de su vida.

Pero Érika debería de considerarse con suerte, pues según algunas previsiones como las del blog especializado Notinat, no encontrará rivalidad de primer nivel en el 1.500 y por lo tanto, partirá con excelentes opciones para adjudicarse la prueba, la mínima mundialista (16:26:36) y ese 50 entorchado nacional al que debe de seguir dándole vueltas en su cabeza, desde la final de hace meses. En verdad, esta prueba será decisiva para su palmarés y el sábado, se convertirá en el gran día para Érika Villaécija.

Mireia Belmonte

Aunque la tensión competitiva comenzará mañana jueves con la disputa del 800, en donde ya tendrá que conseguir la mínima de 8:34:33 y capturar alguna medalla, cuando se lance al agua a las 19:19 h. en las Instalaciones Rías do Sur de Pontevedra.

La jornada del viernes, Érika se enfrentará a un rápido 200 en el que debe de limitarse a cumplir el expediente antes de afrontar al día siguiente, su prueba más importante. Tras el decisivo 1.500, en función de su estado anímico y físico, el domingo todavía podría soñar con algún metal en un acelerado 400 que en principio, debería de ser una distancia a la que no tener que recurrir para justificar su presencia en los campeonatos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario