sábado, 23 de marzo de 2013

Mireia Belmonte venció a Érika Villaécija en el 1.500, que tuvo que consolarse con la mínima para Barcelona.


Podio de 1.500 m libres.


No pudo ser. Érika Villaécija se quedó con la miel en los labios y tuvo que conformarse con un segundo puesto que sabe a decepción. La nadadora catalanocepedana logró bajar de la mínima exigida (16:26:36) y consiguió el pasaporte para el Mundial de Barcelona 2013, pero salió llorando de la piscina.

Mireia Belmonte, que está buscando un 6 de 6 en este Open de Pontevedra ganó la prueba con claridad consiguiendo un tiempo de 16:11:11, que le sirvió para sacar el cuarto billete a Barcelona. Mañana, la campeona de Badalona todavía tendrá que nadar los 200 estilos y los 400 libres.

Érika V. García no nadó mal pero sólo pudo llegar en segunda posición marcando un tiempo de 16:21:17. Tras ella, llegaron María Vilas completando el podio y Claudia Dasca, en cuarta posición.


No hay comentarios:

Publicar un comentario