viernes, 22 de marzo de 2013

Mireia Belmonte y Bea Gómez se hicieron con las plazas para el Mundial de Barcelona y Érika cumplió con la medalla de bronce.


Mireia Belmonte y Bea Gómez se saludaron antes de disputar una prueba, en la que la gallega apretó a Mireia hasta ponerla en un compromiso.


La final de 800 metros crol en la jornada de ayer, reunió a las mejores nadadoras españolas y también a su mejor esperanza de futuro, a Beatriz Gómez Cortés.

Así es, nada menos que esta nadadora y 3 Campeonas del Mundo, Mireia Belmonte, Melanie Costa y Érika Villaécija García se tenían que tirar a la pileta para disputar unas medallas del Campeonato de España y también, para luchar por las plazas que estaban en juego para el Mundial de Barcelona.

Y como era de esperar, Mireia Belmonte obtuvo la victoria con unos aceptables 8:24:89. En segunda posición llegó Bea Gómez, que con 8.26:54 logró plaza mundialista y acompañará a la ganadora de la prueba, tras haber exhibido un gran nivel competitivo.

Pero esta fue una carrera y por el resto de las calles se disputó la otra, en efecto, la de unas nadadoras que no quisieron entregarse ya que el fin de semana que espera es muy largo y según parece, tienen depositadas sus esperanzas y sus objetivos en otras distancias. Así es, los tiempos del resto de competidoras fueron bastante decepcionantes, sin embargo, Érika Villaécija supo rentabilizar con un bronce unos dosificados 8:35:35. Peor fue la actuación de Claudia Dasca llegando detrás de Érika con 8:36:63 y aún peor la de Melanie Costa, que tras apretar algunos largos, luego decidió entrenarse el resto de la prueba para terminar sexta con 8:45:03.

En definitiva, la nadadora catalanocepedana cumplió con el objetivo de capturar un metal desgastándose lo menos posible, reservándose así para un 1.500 crucial, en el que deberá de nadar a por todas este próximo sábado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario