miércoles, 27 de marzo de 2013

Procesión de San Genarín 2013. La descoordinación del PP en materia de seguridad ha levantado la alarma.




Es muy difícil hacer las cosas tan mal en materia de seguridad, pero lo cierto, es que el PP las ha hecho. El conocimiento por parte de los partidos políticos y de la ciudadanía, de que el Ayuntamiento de León desconoce el número de efectivos que velarán por la seguridad en la Procesión de San Genarín ha despertado todas las alarmas, a falta de dos días para que se celebre la única procesión de la ciudad de León que atrae a un buen número de visitantes de otras provincias.

Pese a las 10.000 personas que como mínimo participarán en dicha procesión, el Concejal de Policía Ricardo Gavilanes, todavía ignoraba ayer los refuerzos con los que contarían sus 22 agentes municipales. Es por esta causa, que las voces criticas no se hicieron esperar y desde la representación del PSOE ya se ha responsabilizado al Alcalde de León Emilio Gutiérrez, de las consecuencias que ello puediera ocasionar. Por fin, después del lío montado, fuentes policiales dieron a conocer que se han habilitado 60 efectivos de la Comisaría de León para garantizar la vigilancia en el evento.

Pero la descoordinación parece evidente y la sensación de inseguridad también. En verdad, todo el mundo empieza a desconfiar y por ello, hasta desde la poco representativa UP y D han criticado la actuación de los populares. Efectivamente, Ana Carlota Amigo, la portavoz y coordinadora del partido en León ha señalado que la Subdelegación del Gobierno y el Ayuntamiento no han sido capaces de coordinarse, incluso perteneciendo a un mismo partido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario