sábado, 30 de marzo de 2013

San Genarín. Imágenes de la procesión 2013. Los 23 momentos de la edición en que San Genarín paró la lluvia.



Llevaba una hora lloviendo y a falta de 10 minutos para la medianoche el agua no concedía tregua, sin embargo, la plaza del grano estaba casi llena.


Al llegar la media noche, la plaza estaba ya abarrotada. Paraguas, sombreros de todo tipo y grandes biberones desafiaban a la noche lluviosa.


Pero entonces la lluvia se intensificó y San Genarín emprendió la marcha acompañado de la Moncha, la Cuba y los Evangelistas, en un espectáculo acuático sin igual.


Los paraguas lo inundaban todo pero Genarín avanzaba a buen ritmo entre la multitud de fieles.


La lluvia no cesaba y los numerosos devotos del santo seguían convencidos a Genarín, al que le pidieron que parara la lluvia.


San Genarín escuchó a los fieles, por eso, a la altura del Bar Flechazo envió una solicitud a los cielos para que acabara la lluvia.


Y entonces dejó de llover. Así es, al llegar a la plaza de la catedral el agua paró y ya no volvió a molestar más.


Entonces el cortejo genarista hizo la parada de rigor mientras los leoneses acercaban a San Genarín sus cirios.


Los fieles rendían tributo a San Genarín convencidos de que es único, irrepetible y de que siempre celebrarán la procesión en su honor.


Tras las lecturas que se hicieron en la plaza de la catedral, varias leonesas volvieron a poner sobre sus hombros a la Moncha, que como es bien conocido, acompaña siempre a Genarín.


En fin, y allí se presentó también LA SEXTA, que vino decidida a hacerle la competencia a LA CEPEDA CHIC Noticias.


El espectáculo era inigualable, no faltaba detalle y la Cofradía de San Genarín lucía airosa su estandarte.


También la Sagrada Cuba de Orujo reiniciaba la marcha a hombros de los cofrades, pues ésta contiene grandes poderes y es, como una especie de Arca de la Alianza.


En verdad, toda solemnidad es poca para portar semejante objeto de poder.


 Por esos momentos, este evangelista sucumbió a los poderes de la cuba y comenzó a danzar como si estuviera embriagado.


La procesión seguía adelante y la Moncha que en otros tiempos fuera derroche y reina de la noche, ahora es admirada por los leoneses.


Y Genarín era iluminado por gentes de todas las edades.


Había llegado el momento de elegir unos cofrades y pedirles que posaran para LA CEPEDA CHIC Noticias.


En fin, Genarín recorría ya el tramo final.


La Moncha pasaba hacia la 1:00 del Viernes Santo por Puerta Castillo.


Y San Genarín, siempre detrás de ella, por fin llegó hasta la parte final del recorrido. Así es, hasta el lugar desde el que subió a los cielos.


Se leyeron entonces escritos en su honor.


Y por último, un hombre trepador colocó la ofrenda en lo alto de la muralla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario