lunes, 1 de abril de 2013

La Garandilla. El PP cobró 62.000 euros de la Diputación y han hecho una fuente que no da agua.



La nueva fuente de La Garandilla solamente recibe el agua de la lluvia.

Nada menos que 62.000 euros habrían recibido de la Diputación de León los populares del Ayuntamiento de Valdesamario para poner en funcionamiento tres fuentes públicas en diferentes núcleos de su municipio.

Una de ellas debía de habilitarse en La Garandilla, pero tras hacer la estructura y colocar el tejado sobre las sencillas paredes, tras algún tiempo, los vecinos han comprobado que no sale agua de ella y el malestar de la población se ha empezado a hacer cada vez más evidente. Según se ha indicado, esta fuente subvencionada de La Garandilla se ha enganchado a una traída privada, pero a día de hoy, todavía sigue sin dar agua.


El Diputado Provincial Joaquín Llamas.

Es por todo ello, que la población local se siente engañada por el Partido Popular y el Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Valdesamario ha denunciado recientemente una situación que ya ha puesto en pie de guerra a los vecinos por no poder disfrutar del servicio prometido. Ante este malestar vecinal, el representante socialista Joaquín Llamas se ha acercado a la localidad para conocer de cerca la fuente que no da agua y la indignación de la población local. Pero a pesar de ello, la obra de los populares sigue sin dar servicio, y tanto el Grupo Socialista, como Joaquín Llamas, como los vecinos, se preguntan ahora ¿qué se ha hecho con el dinero mandado por la Diputación de León?.


1 comentario:

  1. ES VERGONZOSO LO QUE ESTA PASANDO, DESDE HACE TIEMPO, EN EL AYUNTAMIENTO DE VALDESAMARIO. SIMULTANEAMENTE SE PIDEN AYUDAS POR PARTE DEL AYNTAMIENTO, QUE HAN RECIBIDO TANTO DE LA DIPUTACION, COMO POR MEDIO DE FONDOS EUROPEOS; SIN QUE NADIE SEPA DONDE VA A PARAR DICHO DINERO. TODOS ESPERAMOS SINCERAMENTE QUE LAS COSAS CAMBIEN Y QUE LAS AYUDAS RECIBIDAS VAYAN AL FIN QUE SON DESTINAS....AL DESARROLLO Y NO AL BENEFICIO DE UNOS POCOS!!

    ResponderEliminar