domingo, 5 de mayo de 2013

Pozo Salgueiro. Victorino Alonso sigue su propia sentencia, no la del TSJCyL. Los mineros volverán a poner el caso en manos de los abogados.


Victorino Alonso está llevando a la comarca de Laciana hacia el caos y la miseria. Minas ilegales a cielo abierto, conflictos con la justicia y una gestión irresponsable, podrían sepultar a miles de familias mineras en el noroeste peninsular. Y de hecho, este próximo día 24 se producirá el primer deshaucio de una familia minera de Laciana, de entre los más de 60 que se ejecutarán en breve. Pero ello, no será más que el anuncio simbólico de la desarticulación socio-económica de las comarcas mineras.


España no está como está por casualidad. Efectivamente, en plena crisis y tras incontables conflictos a sus espaldas, el que probablemente es el peor y más entrampado empresario de la historia de León, se permite ahora no cumplir una sentencia del Tribunal Superior de Justicia que le obligaba a readmitir en el tajo a 29 trabajadores del Pozo Salgueiro de Torre del Bierzo y a abonarles las mensualidades pendientes.

Pero ni lo uno ni lo otro ha hecho Victorino Alonso, pues tras expirar el plazo para presentar un recurso el día 2 de mayo, el empresario ha decidido aplicar la sentencia a su manera y ha mandado a los trabajadores de vacaciones, permitiéndose incluso no abonarles el dinero que les adeuda. Y ello, cuando el Grupo Alonso acaba de afirmar que sus minas pueden ser rentables en el año 2019.

Pero así continuan las cosas y ayer un minero del Pozo Salgueiro manifestaba su malestar en Radio Bierzo, señalando que se estaba incumpliendo lo que el Juez les dijo y que por ello, pondrán el caso en manos de los abogados.

Miguel Ángel Revilla: A Esperanza Aguirre la bajaba yo al fondo de la mina.


Por otra parte, también deberá de destacarse que en la Feria del Libro de León, el conflicto de la minería estuvo bien presente en la presentación del libro de Miguel Ángel Revilla, cuando varias mujeres mineras le entregaron un casco o cuando éste recordó al público asistente, que el padre de su mujer había muerto de silicosis a los 49 años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario