viernes, 16 de mayo de 2014

María Montserrat González y Montserrat Triana Martínez pudieron ver truncadas sus esperanzas en la política por Isabel Carrasco. Los propios militantes populares airearon algunas cosas después del funeral.




Montserrat Triana tenía un futuro prometedor cuando comenzó su carrera política en el PP de Astorga.

La joven licenciada en Ingeniería de Telecomunicaciones Montserrat Triana Martínez habría tenido un prometedor futuro en el mundo profesional y en la política, hasta que Isabel Carrasco se cruzó en su camino. Esto es lo que se ha dado a entender a través de las informaciones vertidas estos días, como desde las declaraciones de su madre María Montserrat González, quien reconoció ante la Policía Nacional que Isabel Carrasco le había hecho mucho daño a su familia.

Así, al margen de los rumores sobre alguna relación sentimental que empieza a caer en el olvido durante esta parte final de la semana, la situación económica de Triana tras su exclusión laboral de la Diputación, la solicitud de dinero a la ex-trabajadora por parte de esta administración y un probable bloqueo a sus aspiraciones políticas por parte de Isabel Carrasco, acabaron formando un cóctel explosivo en un ambiente que giraba en torno al PP leonés, que terminó explotando este pasado lunes en la pasarela del río Bernesga cuando la presidenta de la Diputación se dirigía hacia la sede del partido.


 
La Diputación de León ha visto pasar estos días, a las figuras de primera fila del Partido Popular.


Sin embargo, las refriegas políticas entre las presuntas coautoras del crimen y la presidenta del PP de León eran conocidas por todos y de hecho, sólo unas horas después del funeral de Isabel Carrasco, los propios militantes del PP de León aireaban situaciones sorprendentes entre ambas "partes". Así lo publica el medio digital leonoticias, que incluso, se hace eco de una conversación entre María Montserrat e Isabel Carrasco.

- Mi hija tiene que ir en la lista, y si no atente a las consecuencias.
- Ya hablaremos.

Pero Montserrat Triana -que había estado a punto de ser concejala del Ayuntamiento de Astorga- desapareció de la escena política.Circunstancia, que junto a otras, le habría hecho pensar a María Montserrat, que en verdad, Isabel Carrasco quería acabar con la carrera política de Triana. Sin embargo, todo terminó este lunes cuando, como en una especie de Puerto Hurraco del PP, la presidenta del Partido Popular de León fue tiroteada por la militante presuntamente ninguneada, mientras Isabel Carrasco se dirigía hacia la sede del partido.



Los servicios de limpieza actuaron con gran profesionalidad y antes de anochecer, el lugar quedó a punto para volver a ser utilizado.


                                                          TEXTO DE LEONOTICIAS

En esa línea la figura de Isabel Carrasco resultaba determinante. Triana podía escalar posiciones pero para ello precisaba del respaldo de Carrasco, una mujer especialista en alentar la carrera de los files y de destrozar a quienes simplemente no compartían sus criterios.

Y Triana pasó en cuestión de dos años de lo primero a lo segundo. Tanto que por momentos la madre de la joven trabajadora de la Diputación comenzó a temer que Carrasco quería poner fin a la carrera política de su hija.

Horas después de su funeral los propios militantes del PP de León aireaban situaciones sorprendentes entre ambas 'partes'. Así, por ejemplo, una conocida y veterana militante, ha asegurado que en una ocasión pudo escuchar cómo María Montserrat González le espetaba a la presidenta: "Mi hija tiene que ir en la lista, y si no atente a las consecuencias".



No hay comentarios:

Publicar un comentario