miércoles, 28 de mayo de 2014

Podemos e IU al alza, PSOE y PP a la baja. ¿Se veía venir la caída del bipartidismo?. Ricardo Herreras analiza la nueva situación política que se ha creado.







SE VEÍA DE VENIR...

Eso decía mi abuelo, que en paz descanse. Porque, si algo nos enseña la historia es precisamente eso, que nada es para siempre. Así, uno de los sacrosantos pilares del oligárquico Régimen montado aquí entre 1975-1978, el bipartidismo, comenzó el domingo a desmoronarse cual edificio en ruinas: sumando los votos, el PP y del PSOE sólo logran el apoyo del 50,23% de los electores (muy lejos de aquel 80,9% que, juntos, alcanzaron en las europeas de 2009), perdiendo ahora más de cinco millones de votos en una sangría que se antoja imparable. 

Salvo para los palmeros finos, tertualinos paniaguados, medios de comunicación afines y alguna que otra “despistada”empresa de encuestas, la debacle estaba cantada desde hace tiempo: corrupción galopante donde el sistema mismo impide que nadie vaya a la cárcel (caso Urdangarín, saqueo de las cajas, EREs, Gurtel, cursos de formación, Matas, Fabra, comisiones astronómicas, facturas infladas, sobres bajo cuerda, indultos a delincuentes de cuello blanco, enchufes de familiares, amigos y demás, etc.), desorbitante subida de impuestos para las clases medias-bajas (IVA, IBI, copago, gas, luz, gasolina, IRPF, etc.), salarios ridículos de 600 euros/mes, exilio forzado de cientos de miles de jóvenes sobradamente preparados… a lo que se une la falta de democracia interna en los propios partidos (congresos cada cuatro años, control total de los parlamentos internos, votaciones a mano alzada para condicionar el voto de los compromisarios y afiliados, deliberaciones a puerta cerrada, etc., es decir, unos aparatos anquilosados sin renovación de ideas ni personas, con los mismos de siempre aferrándose a la poltrona y los privilegios como auténticas lapas).

Pero la chulería, la prepotencia, el "Y tú más", los insultos y la inoperancia de la casta partitocrática del PP$OE tienen ya los días contados. El bipartidismo en España está sentenciado a muerte porque ya sólo “engaña”a sus redes clientelares y sobre todo porque tanto el PP como el PSOE (y sus cómplices en estos casi 40 años, caso de CIU), por un buen puñado de monedas, decidieron un buen día, hace ya muchísimo tiempo, "vender su alma" a los poderes fácticos del capitalismo y dar la espalda a la ciudadanía en un camino sin retorno, permitiendo desde entonces tropelías como que las grandes multinacionales hagan EREs ganando una fortuna en los beneficios, que las empresas textiles despidan trabajadores en España para contratar en China o Bangladesh, que los desaprensivos banqueros den créditos a todo el mundo despreciando el riesgo, que los más ricos estén exentos de pagar impuestos, que para sanear el agujero financiero haya que aplicar asfixiantes recortes sociales... 

Sí, en efecto, en las reglas del juego del actual sistema, los políticos sólo son los gestores de los intereses de las grandes corporaciones, cuando no sus mayordomos o directamente monigotes. Y son precisamente estas perversas reglas las que nos están llevando al desastre. Por eso urge establecer unas nuevas reglas, en verdad democráticas, que aumenten la participación de los ciudadanos y trabajadores en las decisiones que les afecten. Ése ha sido el discurso del nuevo partido PODEMOS y de ahí su FULGURANTE éxito, recogiendo las reivindicaciones del indignado movimiento 15-M y, por extensión, de toda una ciudadanía hastiada.

¿Y el resto de la UE? El auge espectacular de la extrema derecha en muchos países (algo que si en España no se produce es debido a que ésta se encuentra muy dispersa y atomizada, además de contar con el lastre de la larga dictadura del general Franco) es sólo una muestra más de cómo, a estas alturas, Europa empieza a encontrarse embarrancada hasta el mismísimo cuello en el nefasto modelo neoliberal, y si se quiere salvar no puede haber ninguna restricción económica más, ni FMIs, ni agencias de ratings ni Merkeles que valgan.






 
                            POSDATA. última hora: Emilio Botín declara que “¿qué coño está pasando aquí y quien es ese de la coleta?” Rajoy y Rubalcaba han sido requeridos de urgencia por el banquero.


                                                                    Ricardo Herreras Santamarta.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario