viernes, 27 de junio de 2014

Crimen Isabel Carrasco. Montserrat González y Triana Martínez ya comparten módulo, mientras que Raquel Gago se hunde.



Montserrat y Triana comparten ahora el módulo 7 de Valdehierro y seguro que ya han tenido la oportunidad de volver a sonreir juntas.

Desde el pasado 12 de mayo en que fuera abatida la ex-presidenta del PP y la Diputación de León Isabel Carrasco, la suerte de las presuntas coautoras del crimen ha ido cambiando al compás de los nuevos hechos que se van produciendo y de las decisiones judiciales.

Así, Montserrat González era trasladada hace días desde el módulo 10 hasta el 7 en el que se encuentra su hija Triana Martínez, y desde entonces ambas pueden verse y compartir el mismo módulo en la prisión de Valdehierro aunque en celdas separadas. Ello supone un alivio emocional para las dos, y sin duda, favorecerá su estancia en la cárcel haciéndola mucho más llevadera.



Raquel Gago continúa adelgazando y se pasa todo el día llorando. Su abogado ha confesado que está desolada porque pensba que la iban a dejar en libertad.

Sin embargo, la tercera implicada en los hechos -Raquel Gago- no está corriendo la misma suerte y su empeoramiento durante los últimos días está siendo muy notable, debido a que finalmente no ha sido puesta en libertad. La policía local contaba con esta posibilidad, sin embargo, la petición fue denegada. Así, la decisión judicial ha resultado un  golpe demasiado duro para ella y el empeoramiento de la agente Raquel Gago es cada vez más notable tanto en sus condiciones anímicas como físicas, ya que ha adelgazado mucho y se pasa todo el día llorando.



No hay comentarios:

Publicar un comentario