jueves, 14 de agosto de 2014

Érika Villaécija terminó en séptima posición demostrando que se encuentra mejor que nunca en aguas abiertas.





La nadadora Érika Villaécija se mostró contenta y satisfecha de su rendimiento a la conclusión de la prueba de los 10 km aguas abiertas, en el presente Campeonato de Europa que se está celebrando en Berlín.

Así, la de Cogorderos controló su situación en la prueba en todo momento y pudo ir negociando las posiciones para finalmente llegar a los momentos decisivos en el grupo de cabeza. Si tenemos en cuenta el gran nivel de las rivales y el elevado ritmo que se tomó desde el principio -contrario a la estrategia ideal para Érika-, la actuación de la nadadora deberá interpretarse como destacada, pues además, nadó dos minutos por debajo de su propia marca personal.

La victoria finalmente fue para la holandesa Sharon Van R. con 1:56:06, que tras ir muy atenta en el grupo de cabeza supo rematar la faena con éxito relegando a la húngara Eva Risztov a la segunda posición y a la italiana Aurora Ponsele a la tercera. Érika llegó a seis segundos del bronce pero con la sensación de haber disputado la prueba en todo momento a pesar del ritmo impuesto desde el inicio. Sin duda, ayer reapareció en la alta competición una Érika que ha evolucionado a mejor en las aguas abiertas y ello podría hacerle ver con ilusión los futuros Juegos de Rio 2016.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario