domingo, 28 de septiembre de 2014

Diego Cañamero, el sindicalista que no fue a la escuela, dio una lección de primer nivel en la Universidad de León. Julio Anguita ofreció una clase magistral.




Al final de la jornada se recomendó a la prensa y asistentes no hacer fotos o molestar a Julio Anguita debido a la gran actividad de estos días y a su estado de salud. Sin embargo, algún minuto antes de comenzar su exposición, Julio Anguita y Eloína Terrón posaron con amabilidad para LA CEPEDA Noticias.

Hoy concluye el curso de verano Derechos humanos y globalización, el capitalismo en crisis que se ha celebrado a lo largo de todo el fin de semana en la Universidad de León, y el cual, intentó desbaratar el Partido Popular hace algunas semanas desde el Ayuntamiento de San Andrés de Rabanedo.

Pero lejos de alcanzar su objetivo, las triquiñuelas del partido heredero del régimen franquista han actuado de acicate para publicitarlo por todos lados y abarrotar la gran sala de industriales en la que se ha impartido. Conferencia tras conferencia, centenares de alumnos y oyentes han llenado unas estancias que ha puesto de manifiesto que la izquierda leonesa se encuentra más fuerte y unida que nunca. Podemos, IU, representantes de diferentes colectivos y asociaciones o un sinfín de personas próximas a los cambios propuestos desde la izquierda, ya han convertido a este curso a falta de alguna sesión para que concluya, en un curso que se puede calificar de histórico, tanto por la calidad de los invitados, como por la afluencia de público, como por el contexto en el que se ha desarrollado.

 

Las palabras de Diego Cañamero no dejaron a nadie indiferente y llegaron al corazón de muchos leoneses.

 Tras la brillante presencia de Ada Colau este pasado viernes, ayer, la sesión de tarde se convirtió con la presencia de Diego Cañamero y Julio Anguita en el plato fuerte de estas clases-conferencias universitarias. Pero dicha sesión comenzó con la brillante apertura del catalán Arcadi Oliveres, el cual se encargó de dar a conocer diferentes aspectos de la manipulación mediática y algunos nombres que figuran detrás de las grandes empresas nacionales e internacionales.



A la salida, con la sencillez y honestidad que le caracteriza accedió a nuestra petición. Sin lugar a dudas, Diego Cañamero representa mejor que nadie en España, la lucha obrera sin imposturas.

A continuación, Diego Cañamero comenzó su clase presentándose como una persona sin formación académica, antes de empezar a encadenar una exposición sincera y llena de verdades que facilitó un acercamiento hacia los asistentes y le permitió recoger numerosas ovaciones. Nada de impostura se percibía en sus palabras y con una gran naturalidad, también dio a conocer su delicada situación personal ante la justicia. En fin, tema tras tema, enfoque tras enfoque, el sindicalista sin estudios acabó ofreciendo una clase inolvidable a los universitarios y el resto de asistentes que decidió rematar con ganemos, ganemos el futuro, el futuro es del pueblo... de los ciudadanos...



Julio Anguita ofreció una clase magistral.

Pero la tarde del sábado aún daría más de sí, pues para el cierre de la jornada estaba anunciada la intervención de un Julio Anguita que volvió a poner de manifiesto, que además de ser un carismático líder político es un gran intelectual. Rodeado de papeles y con una gran erudición, el andaluz ofreció una clase magistral que capturó la atención de los asistentes de inmediato al hablar sobre los derechos humanos, la globalización y la alternativa al orden actual, para la que apostó, por una lucha constante y por todas las cosas que unen a la izquierda.



No hay comentarios:

Publicar un comentario