martes, 16 de septiembre de 2014

El PP ha vuelto a impedir la declaración de BIC para la secular tradición de los Pendones del Reino de León.




El Partido Popular en Castilla y León, sí ha reconocido la declaración de BIC para la tauromaquia.

El Partido Popular ha vuelto a bloquear la declaración de Bien de Interés Cultural para la secular tradición de los Pendones del Reino de León. Así es, la mayoría absoluta de los populares en Castilla y León ha impedido este lunes, que el merecido reconocimiento pueda llevarse a cabo.

Como era de esperar, lo más cutre y casposo de la ridícula Marca España ha vuelto a aflorar en la formación cañí que nos lleva convenciendo los últimos años, de que lo más moral y lo más decente, es dar a luz fetos sin cabeza. Sí, son miembros del mismo partido al que se la trae al pairo que el 25% de los niños españoles estén malnutridos, mientras rinden tributo al anciano codicioso Emilio Botín, quien se ha encargado hasta su muete de ejercer de patriota a lo Torrente, teniendo millones y millones de euros fuera de España.



Pendones cepedanos en Versos a Oliegos 2012.

En fin, así se las gastan los de la pulsera chachi de bandera española, los del toro colocado encima de la televisión, los de la cultura en blanco y negro, y olé. Porque son miembros de un partido anclado en la dictadura de hace medio siglo, al que le cuesta aceptar la diversidad de España y lo que es peor, son cómplices de un sistema que trata de impedir que las regiones de la Península conserven sus tradiciones mientras pretenden imponer otras, como por ejemplo, la de que los leoneses se sientan castellanos en un ridículo engendro autonómico inventado hace pocos años.

Es lamentable, pero la formación heredera del régimen franquista sigue aferrada a la España de hace décadas y en vez de adaptarse a la diversidad histórico-cultural y a las ricas tradiciones del país, prefiere dedicarse a aleccionar a la ciudadanía con ideas, dogmas y temores de otros tiempos. Sin embargo, la cosa ya no funciona, porque esta pedagogía fue pensada para la aculturación masiva de una generación semianalfabeta, a la que lograron amendrentar a base de vetar el conocimiento, de la práctica de torturas o de la extracción de informaciones confidenciales desde los confesionarios.

Sin embargo, todo ha cambiado desde entonces y ahora, aunque pretenden regresar a una grande y libre como la de mediados del siglo XX, han comenzado a dar sus últimos coletazos. Sí, y no tardando mucho se volverán a sus casas, porque las próximas elecciones ya están a la vista y en las pasadas europeas se confirmó que sus sondeos y encuestas están manipuladas, tanto, como sus medios de comunicación o como el engendro autonómico llamado Castilla y León. En efecto, no tenéis nada que hacer, vuestro plazo está a punto de expirar. En las elecciones del 2015 la ciudadanía os va a parar los pies.



No hay comentarios:

Publicar un comentario