jueves, 23 de octubre de 2014

Francisco Nicolás Gómez Iglesias "Paquito". Una biografía por escribir. Las andanzas de Francisco Nicolás en la España de Paquito el chocolatero.




El joven Paquito en la proclamación de don Felipe VI.

Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido entre los suyos como "Paquito", continúa deslumbrando a nuestro país de charanga y pandereta por haber participado en conversaciones en el palco del Santiago Bernabeu, por haberse pasado por agente del CNI, por asistir a la proclamación de Felipe VI, o por haber acudido a reuniones con empresarios del IBEX 35.

Estudiante de profesión, el joven utiliza chóferes para desplazarse, escoltas para protejerse, criados filipinos para servirle y una vivienda de lujo para negociar. Pero eso sí, ésta la preside a su entrada una figura de la Virgen María, como dios manda. En fin, todo parece indicar que el intrépido muchacho es un hombre de fe, al más puro estilo español.

Sin embargo, la Madre de Dios ya no proteje a Paquito y ahora se ha convertido en un presunto estafador al que ya nadie reconoce. Así es, el pequeño Nicolás está siendo presentado ante la sociedad como un intruso al que su habilidad dialéctica e ingenio personal le habrían bastado para codearse, negociar y pasearse con comodidad por los espacios más restringidos y exclusivos de la piel de toro.

Por el momento todo son comentarios de verbena y sonora algarabía, pero es posible que no tardando mucho se empiecen a conocer más detalles de esta rocambolesca historia que vuelve a poner a España a su verdadero nivel, o sea, al nivel que la han llevado todos los poderosos que hasta hace días conversaban, bebían, comían y negociaban con el pequeño Francisco Nicolás.

Esta es la realidad, se mire como se mire, España es un país de chapuceros, vagos y pelotas que han prosperado en detrimento de su gente más capacitada. Estos fueron los valores impulsados y sostenidos por el Régimen del 78 y Francisco Nicolás, tal vez represente el cénit de toda esta podredumbre. Pero ahora, en la calle, una nueva generación ha empezado a pedir explicaciones y reclamar justicia contra quienes sustraen el dinero, recortan los derechos y hasta roban las palabras. Personalmente, tengo la esperanza de que entre todos vamos a poder vencerlos desde la próxima cita electoral. No me cabe la menor duda, a pesar de que son una minoría manipuladora, corrupta y autoritaria, sólo son una minoría.




QUIERO ESCUCHAR A PAQUITO EL CHOCOLATERO, QUE TAMBIÉN ES OTRO PAQUITO DE VERBENA ESPAÑOLA Y ALGARABÍA.



No hay comentarios:

Publicar un comentario