viernes, 24 de octubre de 2014

La última encuesta de la EPA refleja un León más pobre y precario, mientras el PP opta por mofarse de los españoles, haciendo una lectura positiva de la situación.




El PP lleva meses celebrándolo todo, a pesar de que sus políticas ineficaces e incompetentes se encuentran en estos momentos causando el mayor daño a la ciudadanía. El partido corrupto de Gürtel, Bárcenas, la caja B o las tarjetas negras continúa haciendo mofa a la población mientras las estadísticas ya están empezando a sepultarlos. En un reciente arrebato desde Madrid, ante el monumental escándalo de Rato, Blesa y otros, los populares pretenden ahora bloquear cualquier encuesta para ocultar a los ciudadanos el verdadero respaldo que tiene en estos momentos el partido heredero del franquismo.

Las cifras del último trimestre en la Encuesta de Población Activa no han podido ser más desgarradoras para la provincia de León. Así, mientras los populares están optando por celebrar cualquier registro alfanumérico para intentar ofrecer una mejor imagen de su gestión -creen ellos-, la realidad estadística confirma que los leoneses de hoy son más pobres y viven con mayor precariedad, que cuando el PP se hizo con el poder en la pasada legislatura.

Nada menos que 48.300 leoneses están en paro y 15.200 familias de la provincia tienen a todos sus miembros en desempleo. Pero nadie deberá alarmarse por esto, pues la situación sería mucho peor si las cifras no aparecieran maquilladas por los numerosos empleos temporales, la incesante emigración de personas en edad de trabajar o el empeoramiento de las condiciones laborales, que en muchas ocasiones, obliga a los trabajadores a aceptar empleos en condiciones de semiesclavitud.

En fin, esta lectura positiva que hace el PP a nivel nacional o provincial ha dejado registrado en León un 22, 23 % de paro que no es sino la punta del iceberg de la miseria y precariedad que se está viviendo en una provincia, en donde trabajar, ya ni siquiera garantiza la supervivencia. En todo caso y sin que sirva de consuelo, el moderno engendro autonómico de Castilla y León no ofrece cifras más esperanzadoras y de hecho, la formación IU ha calificado los nuevos datos a nivel autonómico como la muestra de una caída del desempleo frágil y precaria.



No hay comentarios:

Publicar un comentario