lunes, 6 de octubre de 2014

Santo Grial de León. Los comerciantes leoneses continúan haciendo el ridículo después de que el papa haya descartado el cáliz de doña Urraca.



El anterior papa, ya hizo su numerito junto al cáliz de Valencia.


Que la Iglesia Católica es una organización que viene promoviendo las estafas religioso-culturales desde los primeros siglos de la era cristiana, está fuera de duda.

Sin embargo, lo que más sorprende, es que llegado el siglo XXI todavía siga haciéndolo y por más que cueste creerlo, ésta continúe recibiendo los aplausos de muchas personas. En fin, con la única finalidad de abreviar, recomiendo a los interesados hacer click sobre el siguiente enlace:

                                            SANTO GRIAL DE VALENCIA

Pues sí, como se comprueba en el vídeo, monseñor Carlos Osoro ha dado a conocer a sus fieles el envío de una epístola por la que se concede el Año Jubilar  -cada cinco años- al cáliz que se custodia en Valencia, que sin pruebas fiables, ya ha sido reconocido por la pícara institución religiosa -la Iglesia Católica- como el empleado por Cristo en la Santa Cena. Es más, incluso sin ningún tipo vergüenza, como puede apreciarse en el vídeo, monseñor Osoro lo ha justificado así: este vaso que tocó el Señor.


Cáliz de doña Urraca.

Y todo ello lo hacen desde Roma y Valencia sin mostrarnos señales fiables -tal vez nos expliquen más adelante que es una cuestión de fe- pero con los efectos contundentes de dejar al cáliz de doña Urraca ninguneado y sobre todo, desacreditado. Aunque no podía tener otro final el insuficiente estudio de Margarita Torres -Cronista Oficial de León- y Ortega del Río, pues a pesar de haberse publicitado sin freno ni pudor por numerosos medios de comunicación, éste no reúne las pruebas necesarias para una defensa elemental hasta el siglo XI.

Pero a pesar de ser insostenible e indefendible durante su primer milenio, he aquí que los comerciantes de León decidieron alentarlo en su día convocando un concurso con 8 premios semanales y un gran premio final que sin duda, irá destinado a personas con escasos conocimientos de historia. Semejante concurso dio inicio el 22 de septiembre y por el momento, la primera ganadora es Andrea Sánchez González, que ya se ha clasificado para esa asombrosa "gran final" promovida y auspiciada por la Cámara de comercio de León, las asociaciones León Centro Gótico, Comercio León y APEHT.

En fin, tras el anuncio del jubileo valenciano durante estos pasados días, estaba plenamente convencido de que los comerciantes se iban a venir atrás y que de una forma inmediata, iban a cerrar tan extravagante concurso. Pero me equivoqué, por el momento esto no se ha producido y por lo tanto, se reafirman en su ridículo concurso imaginando que el aliento de una estafa cultural podrá suplir sus carencias profesionales o los devastadores efectos de la crisis. Allá ellos y sus miserables ambiciones económicas, pero sería mucho mejor que pronto se dieran cuenta de que los timos culturales a medio y largo plazo, no conducen a ninguna parte. Y sobre todo, que las personas que están tomando las decisiones, no tienen derecho a ensuciar el nombre de los comerciantes leoneses.



No hay comentarios:

Publicar un comentario