miércoles, 1 de octubre de 2014

Talleres Hercasa y el alcalde de Brazuelo Pedro Fernández, se sitúan en el centro de la polémica por la contaminación de las aguas del río Argañoso.




Como puede apreciarse en la imagen, los vertidos son evidentes.

Los vecinos afectados por los vertidos del río Argañoso, han asistido estupefactos a las últimas declaraciones de Talleres Hercasa y el alcalde de Brazuelo, tras haber afirmado la empresa que cumple rigurosamente con los controles de calidad ambiental y el alcalde del Partido Popular, que el agua sale bien.

Los vecinos de Pradorrey, Requejo y Bonillos, ya recogieron firmas hace 9 meses para denunciar los vertidos contaminantes al río Argañoso por parte de la empresa radicada en Pradorrey Talleres Hercasa, a la cual, han vuelto a denunciar por los nuevos vertidos de grasas y aceites. Pero a pesar de esto y de que el concejal socialista Domingo Carro también ha señalado a Talleres Hercasa como la responsable de los vertidos, la actividad contaminante de la empresa no parece remitir, y de hecho, también es posible apreciar un almacenamiento de chatarra y vehículos sin autorización que según el pédaneo de Pradorrey, se está produciendo en una zona próxima al taller y a la A-6.

En definitiva, mientras los afectados del Valle del Argañoso se quejan de que el agua se filtra por los pozos y termina contaminándolos -haciéndolos inservibles para regar los huertos-, Talleres Hercasa y el alcalde Pedro Fernández han optado por intentar desvincularse del problema que los sitúa en el centro de la polémica mientras se ponen en evidencia, pues como aclaró Domingo Carro se trata de unos vertidos que la guarda del río de la Confederación Hidrográfica del Duero ha fotografiado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario