domingo, 15 de febrero de 2015

Celada de la Vega. El pasado martes se celebró el juicio por las tasas de la depuradora de San Justo de la Vega, que en teoría, da servicio a todo el municipio.





El pasado martes día 10 se celebró el juicio ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 1 de León entre, la Asociación de Usuarios de Servicios Públicos de Celada y el propio ayuntamiento de San Justo de la Vega. El asunto, las tasas de la depuradora situada en San Justo de la Vega y que en teoría, da servicio a todo el municipio.

Hasta el lugar se desplazaron unas 10 personas desde Celada para asistir como público a la vista. Por parte del municipio no se acudió ningún representante político, ni alcalde, ni concejal, simplemente su abogado.

Se discutió sobre los defectos que existen en las decantadoras de Celada que hacen que la mayor parte del vertido se realice en el terreno o directamente en cauces sin tratar. Los datos del análisis de aguas negras son correctos según la legislación, es posible que precisamente por causa de estos defectos.

También se habló sobre los costes de mantenimiento de las instalaciones de Celada y Nistal de la Vega. El proyecto técnico de los ingenieros que planificaron las obras estimaron en 3.626,40 € frente a 67.524,00 € para la instalada en San Justo, (representa un 5% del total del coste de mantenimiento) mientras que se exige la misma tasa a los vecinos de Nistal y Celada frente al resto del municipio. Pues bien, desde la asociación explican que el primer año de este impuesto, solo en Celada, a través de sus 50 vecinos, se recaudaron 5.159 €

La asociación de vecinos pudo explicar ante el juez como el coste de ejecución material de todas las obras fueron de 1.609.664,22 €, de las cuales 34.738,60 corresponden a la inversión en Celada, representando ésto un 1,7 % del total de la inversión, mientras que se exige la misma tasa frente al resto del municipio.

La lucha que se inició durante el verano de 2013 y que fue llevada a los tribunales en los que ya se reclaman 2 cuotas de los 50 socios de la Asociacion de Usuarios de Servicios Públicos de Celada y que ascienden a un total de 9.725,36 € parece que va tocando a su fin, habiendo quedado el asunto visto para sentencia.

Desde la asociación aseguran no entender como desde el equipo de gobierno se pudo proyectar una planta para 6.000 habitantes cuando en el municipio no llega a 2.000. O como algunos vecinos tuvieron que pagar el primer año más de 900 €, según palabras del propio alcalde y, el concejal de medio ambiente y estructuras está exento de pagar este impuesto ya que vierte las aguas residuales directamente a un reguero público.



No hay comentarios:

Publicar un comentario