miércoles, 11 de marzo de 2015

El Atlético Astorga deberá hacer bien los deberes en las dos próximas jornadas para no complicarse el objetivo de la permanencia.






El Atlético Astorga ha llegado a los momentos decisivos del campeonato de liga. Así, con 33 puntos y a sólo uno del décimo clasificado, los astorganos deberán resolver con eficacia sus dos próximos compromisos si no quieren verse complicada la existencia en la división de bronce.

Con 33 puntos, los verdes están a punto de afrontar dos encuentros muy importantes que podrían encauzarlos hacia la permanencia, a falta de ocho jornadas para que concluya el campeonato. Sin embargo, para que los últimos partidos de liga puedan jugarse sin excesivas presiones, el Astorga debería obtener un resultado positivo el próximo fin de semana en Zamora, ya que se verá la cara contra un rival que se encuentra a sólo dos puntos y persigue los mismos objetivos.

De obtener un resultado positivo, el equipo entrenado por Pepe Calvo podría dar un salto de gigante en la trigésima jornada pues en ella se enfrentará en  La Eragudina a un Tropezón, que con 29 puntos, se verá obligado a jugar su primera final de cara a la permanencia. Es decir, el Atlético Astorga tiene que echar el resto y ganar porque de no hacerlo, las cadenas del fantasma del descenso empezarían a sonar estrepitosamente. Por lo tanto, quedan diez jornadas, pero si el Astorga sabe hacer bien los deberes y obtiene un balance positivo frente al Zamora y el Tropezón, los verdes habrán dejado allanado el camino hacia la permanencia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario