sábado, 18 de julio de 2015

José Ángel Arranz carga contra los vecinos y colectivos que exigen esclarecer los hechos y depurar responsabilidades.






Después de la calcinación de 2600 hectáreas de flora y fauna de alto valor -a un ritmo de devastación de 86 hectáreas por hora- debido a la negligente gestión de la junta de Castilla y León, lo que le faltaba a los cepedanos, era que desde la junta se arremetiera contra ellos.

Así, la intención de esclarecer los hechos y depurar responsabilidades por los daños ocasionados ha dado lugar a que el director de Medio Natural de la junta José Ángel Arranz, haya hecho unas manifestaciones provocadoras y hasta ofensivas, contra las personas que se han visto más afectadas por esta tragedia natural.

Todos los vecinos han sido testigos de unos extraños hechos que finalmente ocasionaron una devastación medioambiental de grandes proporciones, y especialmente, después de que el pasado martes la junta de Castilla y León retirara los retenes inmediatamente de dar por extinguido el incendio. Esta decisión, calificada como temeraria por Ecologistas en Acción y algunos vecinos, fue el detonante que provocó el mayor incendio del año en León y la mayor devastación medioambiental conocida nunca en La Cepeda. Aunque el fuego también alcanzó La Omaña, porque hasta bien entrado el jueves, no llegaron suficientes refuerzos para detener las llamas.

En fin, ahora deberá producirse un esclarecimiento de los hechos y una depuración de responsabilidades, pero por el momento, el director de Medio Natural de la junta de Castilla y León ha preferido eludir responsabilidades y arremeter contra los afectados: lo lamentable es que los vecinos y los colectivos no se manifiesten contra quien prendió el monte.



No hay comentarios:

Publicar un comentario